top of page
Search

La Migración en Ecuador

Updated: Nov 23, 2020




“Las migraciones internacionales son un proceso humano atado a la expansión del capitalismo global” (Acosta & Lopez & Villamar, 2006)

En nuestro país Ecuador, es posible advertir dos etapas en el fenómeno de la migración, la primera referida a Estados Unidos, y la segunda a España; esta última especialmente a partir de la crisis más fuerte ocurrida a fines del siglo XX. En cada una de estas situaciones es importante el papel que juega el envío de remesas en la economía, ya que han logrado contribuir con la disminución de la pobreza y por ende de la desigualdad.

“En un primer momento la migración se convierte en una de las ventanas desde donde se miró la crisis de 1999. La imagen de hombres y mujeres despidiendo a sus familiares desde la malla de la pista del aeropuerto, se repetía en noticieros de televisión y en los medios impresos como una señal de que la crisis económica, social y política del país se había convertido en una crisis de futuro para cada vez más familias ecuatorianas. Estas señales iban acompañadas de mensajes de ansiedad sobre el porvenir de la familia, pues la migración fue vista como desencadenante de rupturas familiares y de niños en peligro” (Flacso, 2005). A partir de aquí, la “migración internacional” pasa a ser un tema de interés a nivel nacional, debido al impacto que genera en el ámbito económico, político y social.

Una vez superado el efecto de sorpresa que causaba la salida masiva de ecuatorianos, tanto de hombres como de mujeres, comenzaron a surgir la prevalencia de otros temas como el del mejoramiento de la economía nacional o aquellas historias contadas por los emigrantes de éxito en sus nuevos lugares de residencia. Lo que ocasionó, un nuevo enfoque acerca de la migración, un enfoque “menos negativo”.

Esta última ola migratoria, provoca varios cambios importantes en el territorio nacional, cambios que cubren impactos macroeconómicos, como el aumento de remesas, pasando de 201 millones en 1993 a 1.604 millones en el 2004, hasta la realización de nuevas prácticas culturales como el encuentro de emigrantes por medio de plataformas virtuales.

La vida diaria y el trabajo de más de 800.000 personas emigrantes se encuentra en un proceso de cambio, conjuntamente con la de sus familias. Es importante tomar en cuenta que hay emigrantes con diferencias socioeconómicas, regionales, culturales, generacionales, étnicas, y de género que deciden marcar su trayectoria migratoria y su inserción en aquellos nuevos sitios de residencia. Es por esto, que sin duda alguna se debe reconocer estos matices, ya que nos alerta sobre lo inapropiado que resulta el sacar conclusiones sobre las razones que llevan a las personas a migrar.




12 views0 comments

Recent Posts

See All

Comments


bottom of page